Otoño- invierno 2018/2019 Milán. Suzy Menkes — #SuzyMFW: El regreso al futuro de Moschino

Esta nueva compaña de la firma Italiana, una vez más llega pisando fuerte. La prenda estrella de toda la colección es el sombrero pillbox, que hace referencia a Jacqueline  Kennedy, primera Dama de EEUU, a principios de los sesenta.

Desde que Jeremy Scott asumió el cargo de director creativo de Moschino , los seguidores angelinos de su propio sello se han multiplicado, una multitud de jóvenes entusiastas que se pelean por entrar en los desfiles de Milán o forman un grupo en el exterior de fervientes admiradores.

Esta última campaña hizo colaboración con MAC cosmetics. Se utilizaron sus productos para maquillar a las modelos de diferentes modelos, y así inspirarlas en los aliens.

Está inspirada en la historia de la relación que mantuvieron Marilyn Monroe con John Fitzgerald Kennedy, en la cual, el supuesto gobierno exterminó a los Aliens para mantener el secreto de la dicha relación. Jeremy Scott con esta colección hace como una burla a Jacqueline Kennedy, insipiandola en aquella supuesta relación que mantuvo su marido con Marilyn Monroe.

Había otra capa más de significado en esta colección de trajes de sastre bien proporcionados. Tenían un estilo muy Franco Moschino, en el sentido de la visión original que imprimiera el diseñador y fundador de la firma en los años 80. Jeremy devolvió a la vida aquel aspecto original al tiempo que añadía su versión ingeniosa y sabia del siglo XXI y demostraba una vez más su gran capacidad para revitalizar la marca Moschino.

MoschinoMoschinoMoschino