La sombra de Ángela Ahrendts puede ser alargada

Leyendo hace poco algunas noticias sobre la marcha de Ángela Ahrendts desde Burberry destino Cupertino, surgen algunas dudas sobre la estrategia que ha utilizado la compañía Británica para su sucesión.

Es cierto que Christopher Bailey  es la figura sobre la cual pivotaba toda la dirección artística de la compañía, pero los logros de Áhrendts, reestructurando las líneas de negocio de la compañía, así como apostando decididamente por una estrategia de branding digital,  son dificilmente igualables ( De hecho,  esta estrategia social merecería  un post aparte ).

Entre sus múltiples apariciones en público, todavía recuerdo las series de » think voices». Totalmente recomendables con frases memorables como » las compañías que no tengan una estrategia digital en 5 años probablememte no existan «.

La primera cuestión que nos viene a la mente está en que  su sucesor tendrá que compaginar su cargo de CEO con sus labores como Director Creativo y o bien es un superhombre o sino lo va  a tener bastante dificil.

Está claro que podemos encontrar firmas como Armani o Tom Ford dirigidas por sus propios diseñadores, pero en estos casos la vinculación de dichas personalidades con la marca es enorme, y no existe una línea donde termine el diseñador y comience la marca, por lo que son escenarios completamente diferentes.

En cualquier la apuesta es continuista ( como no podía ser de otra manera ya que ha jugado un papel fundamental en la transformación integral de la compañía )  y   ojalá tenga un gran equipo a su alrededor…..¿ será el nuevo Steve Jobs de la moda o quizás sea al revés ? ….os dejo con la duda  y algunas claves pueden aparecer en  en  mi próximo post .